Caleia Talayot Spa Hotel
Hotel Talayot

Pollensa

Pollensa está considerado por muchos como uno de los rincones más bonitos de las Baleares debido a su carácter tradicional y a sus paisajes. Uno de los grandes reclamos turísticos son sus playas y, especialmente, sus calas tranquilas y de gran belleza. Una de ellas, la cala de San Vicente, fue retratada por Joaquín Sorolla durante su estancia en 1919 y es muy popular por las cuevas prehistóricas de l’Alzineret (1600 a. C).

Otros de sus atractivos son monumentos como el convento de Santo Domingo, el cual alberga el Museo Municipal de Pollensa y tiene una destacada colección medieval. Junto a él están los Jardines de Juan March, que albergan una gran variedad de ejemplares de botánica tradicional mallorquina. Los caballeros Templarios también dejaron su huella en Pollensa en la iglesia de Nuestra Señora dels Angels.

Transporte

En coche: MA-12. Un trayecto de 56,3 km con una duración aproximada de 1 h 5 min.
En bus: Nº 412 dirección Palma. Bajada en Estació Intermodal. Subir al Nº 340 dirección Puerto de Pollensa. Bajar en Pollensa. Duración aproximada de 2 h 52 min.